Colabora

En Biot creemos que el cambio que queremos conseguir no será posible sin ti. Por este motivo, te presentamos nuestra escalera colaborativa, en la que puedes situarte en el escalón que desees.

Primer escalón: ¡Conócenos!

El primer paso que hacemos todos los humanos cuando conocemos alguna cosa o a alguien es informarnos: quién es, qué hace, de donde es… Te invitamos a que empieces a subir la escalera desde abajo y que nos conozcas.

  • Seguidor en las redes: puede parecer absurdo, pero un pequeño gesto como este nos da más visibilidad y ayuda a hacer llegar nuestro mensaje más lejos. Y si, además, te interesan los artículos, noticias, fotografías, historias que compartimos, léelas, coméntalas y valóralas. No hay nada mejor que un seguidor activo y crítico.

Segundo escalón: ¡Pasa a la acción!

Desde Biot tenemos muy claro que sin las personas que queréis cambiar el mundo y que dais vuestro tiempo y vuestras ganas sería imposible imaginar ese cambio. Es gracias a vosotras, las personas voluntarias, que es posible pensar en un mundo mejor. ¡Anímate y pasa a la acción!

  • Voluntario puntual: ideal para aquellas personas que quieren dar un paso más y conocernos más en profundidad y que, aunque tienen un tiempo libre muy limitado, quieren aportar su granito de arena colaborando sobre el terreno.
  • Voluntario recurrente: una vez los voluntarios nos han conocido y han visto que es posible cambiar las cosas, siguen participando de forma periodica en los diferentes proyectos de la fundación.
  • Voluntario fijo: cuando el voluntario pasa a ser una pieza más del organigrama funcional de la Fundación, con las mismas responsabilidades que un trabajador. Esta es una figura que genera controversia, ya que es muy necesaria, pero si pudiésemos escoger la eliminaríamos. Si tuviésemos los recursos económicos necesarios y suficientes, el voluntario dijo sería un trabajador remunerado de la entidad. El voluntario fijo es imprescindible para poder seguir luchando. 

Tercer escalón: ¡Apóyanos!

Por desgracia, las ONG’s no podemos vivir solo de voluntarios, ya que los proyectos tienen un coste económico asociado. Por este motivo, te animamos a que nos ayudes con tu granito de arena. Cualquier ayuda, por pequeña que sea, será bienvenida y ayudará a que estemos un poco más cerca de nuestros objetivos. Pero primero, te animamos a que nos conozcas, porque no hay aportación más sincera, útil y satisfactoria que aquella que se hace estando convencido/a. 

  • Donación puntual: una ayuda puntual en un momento crítico puede resultar un balón de oxígeno que ayuda a salvar un proyecto o una situación complicada. Lejos del que se puede pensar, las donaciones puntuales son tan necesarias como cualquier otra.
  • Donación recurrente: a menudo, es el siguiente paso después de una donación puntual, siempre y cuando la persona siga creiendo en la organización.

Cuarto escalón: Se BIOT!

Cuando conoces Biot y todo lo que hacemos, cuando te sientes parte de los diferentes proyectos que realizamos, cuando crees que el cambio que queremos ver en el mundo como cualquier miembro de la entidad…ya eres Biot. Y si, además, quieres ser una pequeña parte de la Fundación, ¡no lo dudes y hazte socio!

  • Socio colaborador: tu compromiso como socio/a permito llevar a cabo proyectos en los que la Fundación sigue trabajando a través de sus programas de atención a la infancia y adolescencia. Como socio/a, podrás escoger cuando y cuando quieres efectuar tus donaciones. Además, también podrás decidir si tu aportación va destinada al fondo general o a un proyecto o área en concreto. 

 

Y si aún quieres más…

Únete a nuestro equipo: ¡trabaja con nosotros! Envíanos tu currículum y tendremos en cuenta para futuras vacantes y oportunidades que puedan aparecer.

 


No lo dudes y contacta con nosotros en contacto@biot-foundation.org  ¡Nos interesa conocerte!


 

Hazte socio

¡Gracias por el interés puesto en BIOT FOUNDATION rellena este formulario y en breve nos pondremos en contacto contigo!