Un Sant Jordi solidario

24/04/2018

Sant Jordi es uno de esos días en los que es fácil ser feliz; en la calle se respira positivismo, amor, amistad y cultura. Es normal que muchos/as lo consideren el día más bonito del año.

Como en los últimos años, estuvimos presentes en el centro de Barcelona. El equipo de Biot y el grupo de cooperantes que viajará este verano a Guinea Ecuatorial trabajaron mucho para que mujeres y hombres tuvieran una rosa o un libro de Biot durante la diada. Una rosa solidaria i respetuosa con el medio ambiente, libre de plásticos, o un libro fotográfico del proyecto Futbiot o la expedición de Biot a Ghana (con imágenes de Pep Sau). Estamos muy orgullosos del esfuerzo de todas las voluntarias y voluntarios, y muy agradecidos a todas esas personas que se acercaron a la parada para colaborar con la fundación. ¡Al final del día agotamos todas las rosas!

Pero sabíamos que no todos tenían la oportunidad de estar allí y que habría gente que no tendría quien le entregara una rosa. Por eso, desde Biot pensamos en aquellos/as más vulnerables, porque tenemos claro que todo el mundo merece su rosa, un detalle. Dos miembros del patronato repartieron 60 rosas entro dos centros, al CRAE (Centro Residencial de Acción Educativa) Maricel de Arenys de Mar, con niños y adolescentes, y al Centro Ocupacional Les Sureres de Mataró, con personas mayores. Todas las rosas se ofrecieron a niños, niñas, mujeres y hombres indistintamente, ya que en Biot creemos en la igualdad de género. La felicidad que mostraron al darles la rosa era contagiosa; no hay mejor recompensa que esta.

Fueron sus sonrisas, y la ilusión con la que la gente compraba rosas y libros en la parada de Barcelona para regalar a sus seres queridos, las que nos confirmaron lo que ya presentíamos: ¡Sant Jordi es uno de los días más bonitos del año!