Quiénes somos

En el verano del 2011 viajamos a Guinea Ecuatorial, país centroafricano, en un proyecto de cooperación internacional. Nunca nos hubiéramos imaginado que una experiencia como aquella iba a cambiar nuestras formas de entender la vida. Nunca imaginamos que ese viaje sería el inicio del resto de nuestras vidas.

En el verano del 2011 conocimos la realidad que viven muchos niños alrededor del mundo. Da igual la procedencia, la exclusión social se muestra en cada rincón de nuestro globo, y aunque lo haga de diferentes formas, el resultado es el mismo: la infelicidad.

Una vez escuchamos que los niños que tienen un plato en la mesa, agua en el grifo y una cama donde acostarse no tienen problemas tan graves como los que no lo tienen. Eso no es cierto. Obviamente, una persona que no pueda comer o beber morirá de hambre o sed, pero un niño que está solo en el mundo, sin nadie a quien le importe, morirá de soledad. Y eso es lo que vamos a impedir.

Fue después del tercer año trabajando, viendo realidades muy duras, cuando decidimos que dedicaríamos nuestra vida a analizar, atender y dar solución a todos aquellos niños que no pueden ser felices debido a sus heterogéneas situaciones. Fue entonces cuando decidimos iniciar un camino sin retorno para luchar contra la exclusión social.

Biot Foundation nace con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social para que puedan recuperar sus vidas devolviéndoles la esperanza a través de nuevas oportunidades reales.


¿Nos ayudas a ayudar?


Atentamente,
Anna Bacaria Flos y Marc Pastor Oliva